martes, octubre 16, 2012

(ENTRE)LECTURA DE RECETARIOS



 

 “…flores rojas como un horno encendido”
María Paz Moreno
(Tulipanes. Invocación a Sylvia Plath)
...

La poeta española María Paz Moreno, estudiosa de Gil-Albert y profesora en Cincinnati, publicó hace pocos meses un libro sobre libros de cocina, en el que reivindica las entrelíneas de los recetarios y sitúa en su justo lugar las valiosas aristas culturales de la escritura coquinaria. En De la página al plato (Editorial Trea, Gijón, 2012) nos invita a releer los viejos libros de cocina como fuente inexplorada de saberes situados más allá de la utilidad gastronómica. La huella de un gusto olvidado, las tensiones de una sociedad, el resplandor de un paisaje desconocido, alguna clave biográfica, una manía de época, el origen verdadero de un plato, la vida cotidiana, los perfiles sociales y económicos de un pueblo, todo eso -y más- puede encontrarse en la aparente limitación de una receta.

Conmovida cuando supo del recetario que las reclusas de un campo de concentración nazi en Terezín (República Checa) elaboraron para mitigar el horror que soportaban, María Paz Moreno decidió emprender la investigación de la que da cuenta su oportuno libro. Oportuno, entre otras razones, porque vuelve la mirada a una vertiente del patrimonio cultural que sigue siendo vista con desdén y, asimismo, porque en momentos en que se recusa con razón la civilización del espectáculo, sitúa a la cocina –como debe ser- en un espacio muy distinto al de las modas y al de la pintoresca banalización “gourmet”. María Paz Moreno nos invita a revisitar la literatura culinaria, con mayor curiosidad y agudeza. Ella lo hizo con la de su país y descubrió tesoros.

Yo pienso ahora en la Cocina ecléctica de Juana Manuel Gorriti, un curioso libro con recetas de amigas y amigos de diversa procedencia que bien puede ser una mina para los estudios de la cultura latinoamericana del siglo XIX. Pienso también en los recetarios venezolanos, incluidos los más conocidos y manoseados, donde seguramente nos aguarda más de una sorpresa, para no hablar de otros menos divulgados que son verdaderas maravillas.

Todo esto vino a cuento porque quería leer hoy un poema de María Paz Moreno que está en Correspondencia atrasada (Alicante, 1999) y que me gustó mucho en su momento. Lo leí, pero quise buscar más en internet. Me topé, entonces, con la estupenda introducción del libro que he referido, a la que se le puede llegar desde esta página:

http://www.mariapazmoreno.com/literatura.html

No hay comentarios.: