domingo, febrero 10, 2013

BLANCA DE GUERNICA




 

 Sobreviviente del día en que abril llovió sobre su sangre, Blanca Royo rezó ante el árbol de Guernica, su pueblo, y recibió para siempre los sagrados dones de la cocina. En Caracas fundó junto a Juanito Bilbao un templo universal de la cocina vasca: el Bar Basque.

Comer en esta ciudad por muchas décadas fue una experiencia en dos tiempos: antes y después del Basque. Ayer, Cuchi y yo intentamos ir con Gonzalo Ramírez
, quien llamó varias veces al restaurant, pero nadie respondió el teléfono. Frustrados, nos quedamos por esta zona y comimos catalán.

Hoy, un pequeño obituario de El Universal nos dio la triste noticia: ayer fue el sepelio de Blanca Royo. Llamamos a Gonzalo para decirnos palabras de consuelo.

Que en paz descanse Blanca Royo, figura insigne de la restauración en Venezuela.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Que en Paz Descanse. Gano' el Cielo una Chef de Lujo. A nosotros nos quedan sus gratos sabores.

Biscuter dijo...

Así es. Recuerdos de sabores y cocina de Murillo.

Anónimo dijo...

Hoy fuimos al Bar Basque, pues queriamos no solo saborear la rica nos alada de langosta sino ademas compartir un ratico con Doña Blanca, tocamos la puerta y que raro, estaba cerrado. Entramos a La Cita y allí nos conseguimos con la triste noticia q Doña Blanca había partido a reunirse con su encantadora hija Marivi. Paz a tus restos, siempre serás recordada en esta Venezuela y en todas las que vengan, siempre hizo sentir a sus clientes gente muy especial, Dios te tenga en su gloria.

Anónimo dijo...

Era la rica ensalada con langosta! !

Biscuter dijo...

Gracias por traer a este blog tu recuerdo del Basque y de doña Blanca.