lunes, noviembre 27, 2006

Romesco y calçots




En alguna ocasión hicimos el elogio de la salsa romesco. Hoy la recordamos al leer que alguien quiso mencionar la calçotada. ¡Qué maravilla!

Los calçots son cebolletas tiernas (no ajo porro). Con ellos los catalanes hacen un plato conocido como "calçotada". Asados a la brasa, los calçots armonizan plenamente con esa salsa inigualable que debe haber recibido ya un premio universal de la excelencia. Por ejemplo el Premio Josep Pla a la tradición catalana.

¡Visca Catalunya! y ¡Visca el Barça! de paso.

3 comentarios:

alonso ruvalcaba dijo...

y el anónimo autor de la romesco habrá de estar en el cielo de los glotones...

Altazor dijo...

¡Que Dios lo tenga en esa gloria!

Saludos

Manuel Allue dijo...

Pues resulta que es la salsa de mi pueblo, Tarragona, y no me he podido resistir a publicar un post (algo raro me ha salido, la verdad) sobre la salsa y dedicado a vosotros.

Gracias una vez más, Cuchi y Freddy.

Un abrazo.