miércoles, mayo 11, 2005

Azúcar impalpable

Propongo un ejercicio para que hagamos recuento dentro del léxico gastronómico, de frases o nombres que nos gusten, por su belleza, por su gracia o porque simplemente nos suenen bien.

Comienzo por el nombre que en otros países (Argentina, entre ellos) le dan a la nevazúcar o azúcar pulverizada o azúcar glas o azúcar flor o azúcar molida o azúcar en polvo.

De todos esos nombres, para mí, el más bello es azúcar impalpable. Me sugiere algo inasible, irreal, fantástico, onírico. Lo propongo como una de las frases más hermosas del lenguaje gastronómico.

En Venezuela, hasta donde sé, usamos alguna vez azúcar pulverizada, y desde hace muchísimos años, el antonomásico nevazúcar.

¿Qué les parece?

Espero que encontremos entre todos muchos ejemplos de belleza verbal en la cocina.

11 comentarios:

Eduardo Anzola dijo...

Me gustan estos nombres:

Tambor de medianoche,
Manjar blanco,
Cristal de Guayaba,
Baño de María,
Empanadas de Vigilia,
Chiles en nogada,
Nuez de Macadamia,
Pasta Flora.
Media Luna

Me parecen bellas estas palabras:

Mejorana,
Espliego,
Macedonia,
Alicot,
Tabasca,
Canela.

Me suenan bien:

Pan de Tunja,
Semeruco,
Malagueta,
Cardamomo,
Delicada de membrillo.

Najul dijo...

Una bella metáfora:

"Cabello de ángel"

Rodolfo dijo...

Una palabra que me gusta, que es bella:

ALBAHACA.

"Puedo llevar a mis labios
o estrujar entre los dedos
esta palabra,
el más humilde de los triunfos".

Son versos de Leonardo Ruiz tomados de su poema "La albahaca".

Rodolfo

Anónimo dijo...

Saludos Sra. Biscuter

A mi me gustan:

Pomelo,
Miel de arica,
Poncigué,
Pan de palo,
Agua 'e panela

SC

Sumito dijo...

En venezuela dicen marchitar la cebolla pero me contaron que en Ecuador dicen "vidriar" la cebolla y me pareció siempre súper poético

Daimon dijo...

Cierto, Sumito. Es poético y, además, ilustra perfectamente lo que se quiere con la cebolla.

Najul dijo...

Sumito, la cebolla, oh la cebolla.

La frase que trajo Sumito me recordó un poema de Neruda sobre la cebolla, donde, precisamente, habla de la cebolla como transparencia, como vidrio, como cristal.

El poema lo pueden leer aquí:

http://rehue.csociales.uchile.cl/rehuehome/facultad/publicaciones/autores/neruda/neruda2.htm

¿Ven?:

"y el jirón de cristal
al calaor encendido del aceite
se transforma en rizada pluma de oro"

Eduardo Anzola dijo...

El gran Eduardo Gil, premio nacional de Teatro, comió el viernes pasado en Salsipuedes, en compañía de Carlos Pacheco, profesor de la Universidad Simón Bolívar. Ambos se encontraban en la UNEY dando unos cursos.

Eduardo, ante la suculenta Sopa Rellena, se le ocurrió rebautizarla con este nombre que me gusta:

SOPOR DE GALLINA

Eduardo Anzola dijo...

Aclaro:

El sopor fue porque comió demasiado, no por otra cosa.

Después, el postre lo sorprendió:

Mousse de queso fresco con cristal de guayaba.

Anónimo dijo...

Me gustan los nombres de las hierbas o flores con los que las mamás, las abuelitas o las tías nos miman en caso de necesidad o dolor mediante humeantes tazas de "guarapitos". Yerbabuena, yerbaluisa, Ruda y Manzanilla.No permitiré que se me escape la palabra Chá sónora y perfumada ella designa en China al socorrido "Te" cura de todos los males conocidos y por descubrir.

Anónimo dijo...

Saludos. ¡Qué nota este blog! Felicitaciones.
Estoy siempre buscando esas recetas de "antes". A veces suelo prepararlas guiándome por el recuerdo que tengo de mi abuela en su Santuario (léase Cocina). Una sazón única e ireepetible.
Entre los nombres que me agradan hay uno que sobresale=CARATO. Será por los recuerdos....
Y el que menos me agrada es MAZAMORRA. Me suena a "entuertos". A algo amorfo. En fín... Besos y gracias por permitir este contacto.