sábado, agosto 19, 2006

Lorca y los turrones


Lorca

No importa la fecha exacta. Pudo haber sido el 17, el 18 o el 19 de agosto de 1936. Lo cierto es que han pasado ya 70 años del crimen de Granada. Hoy lo recuerdan clamorosamente en casi todo el mundo.

Decía Guillén: "Cuando Federico llega a un sitio, no hace frío ni calor, hace Federico". Y es que Lorca plenaba y nos plena aún, hasta los blogs (sobre todo los blogs) de cocina.

Hace un momento abrí un libro donde están recogidas las conferencias de Federico. Son mágicas, espléndidas, fervorosas. Me detuve en una, la dedicada a las nanas infantiles. En ella conseguí estas palabras donde la dulcería popular se eleva a la categoría que le corresponde: a la de patrimonio cultural de la humanidad:

"En la melodía, como en el dulce, se refugia la emoción de la historia, su luz permanente sin fechas ni hechos. El amor y la brisa de nuestro país vienen en las tonadas o en la rica pasta del turrón, trayendo vida viva de las épocas muertas, al contrario de las piedras, las campanas, la gente con carácter y aun el lenguaje".

Oigamos a Lorca cantado por Ana Belén y disfrutemos de un turrón de mazapán que haremos con medio kilo de almendra molida, medio kilo de azucar, un huevo y una copa de jerez no muy llena.

2 comentarios:

Paolo dijo...

Lorca, genio hispánico, universal y olé.

Biscuter dijo...

Así es.